sábado, 23 de septiembre de 2017

¿Por qué el multinivel es un buen negocio para las mamás?

multinivel, negocio para mamás

Escucha el podcast o lee el texto a continuación.



Cuando somos mamás nuestras prioridades cambian y todo empieza a girar alrededor de nuestro hijo. 

Las 16 semanas de permiso de maternidad se quedan a todas luces escasas y por mucho que las ampliemos unas semanas más, con la lactancia y el mes de vacaciones, miramos con envidia a los países nórdicos con unas bajas por maternidad mucho más amplias.

Y es que en España tener un hijo no es fácil. Después del shock inicial del empresario al enterarse del embarazo (a pesar de que se le subvencionan las cuotas de la Seguridad Social para la incorporación de una persona de sustitución) y si tenemos suerte de que nuestro contrato "no se acabe" antes, debemos de incorporarnos a nuestro puesto de trabajo dejando en casa, al cuidado de los abuelos u otras personas, o en la guardería a un bebé de tres meses que continúa necesitando comer cada 2/3 horas y que echa en falta la figura materna. Y ya no hablamos de los cambios que suponen para un bebé que se alimenta de lactancia materna exclusiva.

Por otro lado, los horarios de muchos de los empleos dificultan la conciliación de la vida familiar y laboral, así que, en muchas ocasiones, la pareja decide sacrificar uno de los sueldos, generalmente en el de la mujer, para hacerse cargo de la crianza de los hijos y el hogar. Una decisión que puede acarrear el fin de la carrera profesional de la madre; pues, si pasan unos años de excedencia, se complica regresar al nivel que se tenía antes del permiso por maternidad. 

El paso de la vida activa fuera a otra dedicada, en exclusiva, a los niños y a la casa puede provocar también que la madre se sienta infravalorada y dependiente de su pareja.

Sin embargo, hay alternativas que permiten el crecimiento de las mamás más allá del empleo habitual y la industria multinivel se presenta como una de ellas por varias razones: 

1. La industria del multinivel nos ofrece la posibilidad de comenzar un negocio desde casa por menos de lo que cuesta un pantalón. Esta facilidad de acceso permite que la oportunidad esté abierta a todos. 

2. Un negocio multinivel o MLM permite el desarrollo tanto personal como profesional.

3. El aprendizaje es continuo, lo que te hace sentir viva pues como dice el dicho "muere el que deja de aprender". 

4. Te permite conocer nuevas personas y nuevos lugares gracias a viajes gratis, pagados por la compañía. 

5. Un negocio multinivel te ayuda a mejorar tu calidad de vida y tu salud, ya sea por medio de los productos que comercializa o por medio del dinero ganado. 

6. Tener un negocio de network marketing te permite obtener unos ingresos residuales (ingresos generados sin que estés presente en el negocio).

7. Algunos negocios multinivel pueden ser heredados por tus hijos. 

8. Un negocio de estas características te permite irte de vacaciones cuando quieras, sin tener que negociar con los compañeros o los jefes. 

9. La industria multinivel te da libertad para elegir tu propio horario por lo que puedes compatibilizar perfectamente con la vida familiar: llevar a los niños al cole, al médico, a las actividades extraescolares, asistir a la función del colegio... En definitiva, estar presente y no perderse la infancia de los pequeños. 

10. Te ayuda a mejorar tu nivel de vida y a ser dueño de tu propia vida.

11. En un negocio multinivel respondes por ti, tú te marcas tus metas y tus límites. Tu éxito depende de ti mismo.

12. Trabajas para cumplir tus sueños, no los sueños de tus jefes. 

13. En un negocio multinivel no intercambias tiempo por dinero, sino que buscas resultados, lo que te da la posibilidad de tener más tiempo para tus hobbies y la familia. 

En definitiva, el multinivel es un buen negocio para las mamás.

miércoles, 30 de agosto de 2017

¿Quieres tu propio lifestyle?


¿Quieres tu propio lifestyle?

Escucha el podcast Episodio 1: ¿Quieres tu propio lifestyle?

O si lo prefieres, lee el post ;)
Cuando hablamos de lifestyle nos imaginamos una vida llena de lujos, yates, mansiones, coches de alta gama... Pero realmente lifestyle es vivir la vida que realmente quieres vivir, tu vida soñada, en dos palabras "ser libre".

  • Poder compaginar la vida familiar y laboral,
  • poder llevar al colegio a tus hijos si así lo quieres,
  • conocer lugares que siempre has querido,
  • no poner el despertador,
  • cogerte vacaciones sin tener que preguntar a tu jefe o coordinar con el resto de la oficina,
  • tener la casa de tus sueños
  • (te invito a poner aquí tus deseos)

Cada persona tiene su propio estilo de vida y sus sueños. Pero, ¿cómo alcanzar ese estilo de vida siempre soñado?


Robert Kiyosaki, el autor de Padre Rico, Padre Pobre, y un gurú de la libertad financiera, explica con su cuadrante del flujo del dinero que el 95% de las personas son empleados o autoempleados. Sin embargo, solo manejan el 5% del dinero. Por el contrario, los dueños de un negocio y los inversionistas, sólo son el 5%, pero manejan el 95% del dinero.

Así mientras que los dueños de un negocio (una vez que tienen un sistema que funciona aunque el propietario esté ausente) se mueven por la libertad, los inversionistas lo hacen por el riesgo.

La crisis nos ha dado de bruces con la realidad. Aumento de años de cotización para poder jubilarse, descenso de las pensiones, inestabilidad laboral... Atrás quedaron esos empleos "para toda la vida"; hoy en día, una carrera universitaria, máster y demás formaciones no te garantiza nada. A pesar de todo el 60% de la población opta por ser empleado (en España el porcentaje es varios puntos mayor) . O como mucho, cuando no se encuentra salida laboral, uno apuesta por el autoempleo con el problema de que si no trabajas, no cobras; vamos, que todos tus ingresos dependen de ti ya que obtenemos ingresos lineales.

Robert Kiyosaki nos habla en su libro de otras dos alternativas que engloban el 95% del dinero. Quizá a alguien le pueda parecer distante pero el "sueño americano" existe y se encuentra concretamente en uno de esos cuadrantes, el de dueño de negocio. A lo mejor estás pensando que no hay diferencia entre dueño de negocio y autoempleado; pero sí, la hay, y mucha. Te explicaré dónde está la gran diferencia.

cuadrante kiyosaki


Mientras que el autoempleado (por ejemplo, un taxista) trabaja para sí (si no trabaja, no gana); el dueño del negocio puede ausentarse de su negocio y éste continuará funcionando. ¿Por qué sucede esto? Porque otras personas (que también son dueños de negocio) trabajan para él. Obviamente, pasará unos primeros años en los que tendrá que encargarse de construir "toda la infraestructura, dotarla de maquinaria y de personal cualificado" pero una vez que lo tenga, el negocio funcionará solo y, muy probablemente, dedique parte del dinero ganado en invertir en otros negocios convirtiéndose también en inversionista.

¿Lo ves lejano, muy, muy lejano? Tranquilo, no lo está tanto. Cuando hablamos de network marketing o negocios en red, también llamado multinivel, estamos hablando del cuadrante "dueño de negocio". Este tipo de negocios te permite poner el primer paso de tu infraestructura, es decir comprar "tu franquicia" con una pequeña inversión. La mayor parte de las empresas cuentan con kits de inicio que pueden rondar los 300€ (nada comparado con los 30.000 o más que te puede salir adquirir una franquicia o montar tu propio negocio a pie de calle). Pero, también hay otras cuyos gastos de inscripción o de inicio no llegan a los 10€. ¿Qué son 10€ para empezar una nueva vida? ¡Ni te compras unos pantalones con ellos!

Iniciarse en un negocio de network marketing te permite ser dueño de tu propio negocio con muy poca inversión y ganar unos ingresos residuales o ingresos pasivos. ¿Qué son los ingresos residuales? Son aquellos que los ganas aunque no estés trabajando (ej: ingresos generados por un alquiler, derechos de autor, comisiones procedentes de la actividad de tu negocio...)

Eso sí, "Roma no se construyó en un día". Desconfía de todas aquellas propuestas de negocio que te prometen dinero rápido, crear un negocio lleva su tiempo, y los comienzos son difíciles para todos. Y si no lo son, seguro que, en algún momento, habrá una caída para remontar más tarde.

¿Y tú en qué cuadrante estás? ¿Te gustaría estar ahí para siempre? O, por el contrario, ¿buscas algo más? ¿tienes sed de crecimiento personal y profesional?

Presentación de Olvídate de los jefes, el blog de Trabajo4you

¡Hola!

Soy Isabel, consultora de marketing y liderazgo. Algunos me conocéis del mundo bloguero por A Ponernos Guapas, un blog que nació siendo de cosmética pero que finalmente se convirtió en algo más, en un lugar para promover el emprendimiento y un sitio motivacional, de marketing y de empoderamiento para las mujeres.

Con el paso del tiempo, los proyectos evolucionan y A Ponernos Guapas se quedaba escaso o, cuanto menos, extraño para tratar ciertos temas. Temas como marketing de redes, network marketing, multinivel (MLM), marketing de atracción, etc, así como para resolver dudas que me iban planteando y que iba respondiendo individualmente; o dudas que me surgían a mí y cuya solución venía después de consultar diversas fuentes.

El blog del network marketing y la venta directa

Todo ese conocimiento adquirido a lo largo de los años, con un sinfín de vídeos, artículos, formaciones, libros, cursos, conferencias… quiero condensarlo en este blog "Olvídate de los Jefes", el blog de nuestra página Trabajo4you y con la que pretendemos ayudar a todos los que empiezan en este negocio del multinivel y la venta directa, un negocio bonito a la par que incomprendido (sobre todo en los primeros estadios).

Me acompaña en esta aventura, Gema, que se encargará de traducir a la lengua de signos española (LSE) los contenidos con la finalidad de hacerlos accesibles a todos y aportar su experiencia en este campo.

Queremos que este sitio sea interactivo, que sea también vuestro, que nos hagáis llegar vuestras consultas. Así, que cogeros un cafecito, algo para tomar notas y tomad asiento. Estáis en vuestra casa.

¿Por qué el multinivel es un buen negocio para las mamás?

Escucha el podcast o lee el texto a continuación. Cuando somos mamás nuestras prioridades cambian y todo empieza a girar alreded...